miércoles, 6 de junio de 2007

¡Santo Dios! Mi hijo quiere estudiar


En un mundo amenazado por el fantasma de la droga, la violencia y las reelecciones presidenciales hay que andarse con cuidado a la hora de criar a los hijos. Ya la cosa no es tan fácil como se pintaba algunas décadas atrás.
Nosotros, las víctimas de la paternidad y maternidad responsable, sacrificamos horas de sueño pensando en el futuro de los niños: que si nos sale roquero, que si demostrará un nivel de inteligencia que para nosotros siempre fue esquiva, que si sabrá apreciar nuestra herencia cultural partiéndole la crisma al que se atreva a insinuar que existe bajo el sol algo mejor que el ritmo de Celia Cruz y, sobre todo, que nos acompañe en nuestras vigilias para pedir que, en las próximas efemérides de la Reina Madre, se le otorgue el título de sir a nuestro merenguero Johnny Ventura.
En fin, preocupaciones más, preocupaciones menos, todos los padres sin excepción sufrimos por el porvenir de unos malagradecidos que, más tarde o más temprano, andarán sobre sus propios pies, se marcharán de casa y volverán acompañados de unos pequeños duendes que perforarán nuestros tímpanos gritando ¡abueeelooo!
Por mi parte, después de meses de arduo análisis y estudio de la sección deportiva de La Prensa, he descubierto la luz al final del túnel.
Unos días atrás decidí reunir un poco de leña y montar una hoguera. Mi mujer, al ver aquello, pensó que sin posibilidades para sufragar los gastos legales de un divorcio, había optado por una solución más dramática y definitiva. Después de explicarle mis propósitos volvió tranquilizada a la telenovela y yo seguí en mi tarea de sacrificar en la pira todos mis libros y revistas. Ni uno solo se libró de las llamas: Cervantes, Shakespeare, Ingenieros, Druker...¡Incluso mi colección completa de Daniel Samper Pizano y de Playboy!
- En esta casa no quiero a ningún hereje con libros en la mano.
Mientras todavía ardía el estante de los libros, corrí a la tienda deportiva más cercana y gasté mis últimos ahorros en implementos deportivos: bates, balones de fútbol y basketbol, raquetas, manillas...
-¿Estás loco?, refunfuñó mi media toronja.
-Locos estaban mis padres que permitieron que sacrificara mi infancia y juventud en ese antro de escuela, aprendiendo pendejadas: Que si Magallanes descubrió América, Que si Balboa era un economista español desempleado que nos colaron los conquistadores, que si Panamá está ubicada en el mero corazón del universo...
Después de explicarle el asunto y de brindarme una merecida disculpa, mi esposa me ayudó a colgar un afiche de Figo, por cuyo traspaso el Real Madrid pagó 56.8 millones de dólares al Barcelona. Junto a él colocamos una foto gigantesca de Zinedine Zidane, cuyo mudanza al mismo Real costó la friolera de 68.8 millones. Arriba del televisor de la sala colocó una foto de Shaquille O'Neal, que en su momento le restó a las arcas de los Lakers 130 millones de dólares por acompañarlos durante siete temporadas. Por su parte, la puerta de la habitación del pequeño quedó cubierta por un póster gigante de Mike Tyson, quien 'violando' todos los antecedentes se apunta sus millonadas por cada repartidera de trompadas. La pared principal de la recámara luce tarjetas de Jason Giambi, inicialista de los Yankees de Nueva York, de Manny Ramírez y de Alex Rodríguez. Es lo menos que puede uno hacer para rendir culto al primero por encaletarse 120 millones por jugar siete temporadas, al segundo porque recibirá 160 millones por ocho temporadas y al tercero por los 252 millones en diez años ,también. Sobre la mesita de noche le colocamos la foto con marco nacarado de aquel basquebolista serbio de nombre impronunciable, Pedja Stojakovic, quien en su oportunidad firmó un contrato con los Maverick de Dallas por la graciosa suma de 90 millones de planchaditos verdes para cubrir seis años de servicios y encestes.
Definitivamente, mi pequeño tiene su futuro asegurado- y de paso asegura el que me quede a mí-. Todo es cuestión de disciplinarlo y de inculcarle vocación por algunas de estas carreras deportivas. ¡ Y cuidadito con que lo vea haraganeando con algún libro! ¡ Lo muelo a correazos!

.
JULIO ENRIQUE BRICEÑO BRAVO - Ciudad de Panamá, Panamá.
N/C

7 comentarios:

Alvaro dijo...

Julio, francamente, no sé si estas equivocado. La filosofía del personaje habla a la luz de hechos prácticos y actuales.
Me has hecho reír y eso siempre se agradece.

Saludos.
Dos Tres Cuatro (con este seudónimo que uso, me da la sensación que soy un grupo de opinión).

Charruita dijo...

Bueh, según Robert Kisoyaki, la escuela, la universidad etc es la mejor maestra para ser pobre y dependiente. Y en vista de los acontecimientos que veo a diario en el lugar en que vivo a las pruebas me remito. Felicitaciones por el texto. El contenido, actual y real sin embargo estoy segura que da pie a discutir pues la mayoría de la gente lo negaría. Los padres siguen pensando que para ser un hombre millonario y de bien hay que estudiar en la escuela!

Odi dijo...

Desde el punto de vista pragmático, tiene razón el personaje.
Ahora, desde el ángulo de un padre, se debe hacer todo porque los hijos tengaa estudios. Aunque más no sea por la riqueza del bagaje cultural.

En cuanto a ti, Julio, fue una agradable sorpresa conocer tu relato. Simplemente, felicitaciones.

Odi

J.Carlos dijo...

Julio, aunque me duela en el alma, ya que soy hombre de letras, debo reconocer que tienes razón. El caudal académico se empequeñece ante las escandalosas sumas de dinero que se mueven en torno a los deportistas de élite.
Tu relato es magnífico, real, directo y revelador.
Un aplauso para ti.

Uno del Montón

Carla dijo...

Yo todavía no tengo hijos, pero despues de leer tu historia,el día que los tenga me pensaré si el camino es estudiar, o, como decía el humorista Gila; comprarle un balón.
Julio, das en el clavo, aunque a veces el clavo se dobla y para enderezarlo hay que estudiar.

Te dejo un ¡BRAVO! a viva voz.
Carla

Yaiza dijo...

Julio, has metido el dedo en la llaga. ¿De qué vale adquirir un caudal académico, si un deportista escaso de conocimientos se enriquece y los estudiosos viven al borde de la precariedad? Claro, el deportista merecerá tal premio por su capacidad, pero el dinero que se mueve a su alrededor no justifica la opacidad económica de quien gastó su vida estudiando.
Una vez, en una película, un viejo chino dijo: "Vale más la suerte que la inteligencia". Esta "filosofía" ¿está relacionada con tu texto? Pienso que sí.

Yaiza

Jesus C dijo...

Amigo realmente has dejado en el sitio a mas de uno... de que sirve estudiar en una universidad durante años para salir y ganar una miseria de sueldo comparado con los años de sacrificio, trasnochos y desesperos debido a las horas de estudio que fueron usadas caletreando y memorizando miles de paginas de informacion (la mayoria inutil que no tiene nada que ver con la carrera que alguien estudia) si una persona empirica tiene mas exito en la vida??? yo conosco mucha gente que ha tenido muy malas notas y hoy son grandes empresarios, inversionistas, artistas, deportistas y un largo etcetera. Yo recuerdo que cuando yo era un joven mis papas querian que yo estudiara ingenieria, pero lo mio era la musica... insistieron en verme como un ingeniero porque la familia mia es de puros ingenieros, el hecho es que esta vida es mia y no de ellos y yo decido que hacer con ella, por eso me dedique a la produccion musical... mis padres pelearon conmigo ellos nunca me entendieron pero gracias a mi dios todopoderoso y a mi perseverancia pude lograr lo que muchos pensaron que jamas lograria

Hoy vivo de la musica... por cada cancion que compongo me pagan muy bien, hago lo que me gusta, no fui a la universidad y tengo mas dinero que todos ellos juntos con sus sueldos de profesionales :D la musica construyo la casa donde vivo, la musica pagara mis cuentas y la musica alimentara a mis futuros hijos (algun dia los tendre, cuando me case porque orita vivo solo)...

Aparte de eso, un artista tiene derecho a sus regalias, por cada vez que una cancion sea utilizada por una empresa o artista un organismo de propiedad intelectual me paga por ello, es como hacer una inversion... solo dejas que el dinero te llegue despues de tu arduo trabajo!

La composicion musical es algo que pocos pueden hacer, muchos dicen que hacen musica y solo plagian pedazos de aqui y de alla. No soy de esos que se presentan en un escenario en frente de miles de personas lo mio es componer... y gracias a mi desobediencia y necedad hoy en dia soy un hombre exitoso

Padres: Aprendan a ser padres... cada quien tiene sus sueños y metas, no frustren a sus hijos moldeandolos a su manera. Hay que educarlos y orientarlos pero nunca obligarlos a hacer algo que no les nace del corazon. La presion social nos lleva a buscar la aprobacion de la gente y eso afecta la vida de nuestros hijos.

El mejor consejo que les puedo dar es dejen que sus hijos sean lo que quieran ser... uds tienen sueños sin cumplir y quieren que sus hijos los logren por uds pero si sus hijos aman el futbol apoyenlos hasta el final y quizas algun dia jueguen en alguna liga profesional, si aman la actuacion apoyenlos y algun dia les traeran un oscar o algun premio similar, si aman la musica y son muy talentosos apoyenlos y veran los resultados!

Para tener exito solo hay que confiar en si mismo y nunca rendirse, hay que hacer lo que a uno le gusta y perseverar hasta el final

Y si tu hijo es deportista no le des la espalda, el deporte es cultura, un pais se siente muy orgulloso de sus deportistas, al igual que se siente orgulloso de sus artisas. Por lo tanto si ven que su hijo tiene un talento excepcional en algo solo ayudenlo a cultivar ese talento, asi en el futuro agradecera a dios por darle esos padres tan amorosos que lo apoyaron sin importar las circunstancias ;)

VIVIR ES EL ARTE DE ATRAVESAR ESPERANZAS. -R.M.J.