sábado, 31 de marzo de 2007

Imágenes de la muerte


Un silencio negro perfuma la espera... allá lejos algo se mueve

El cuerpo estacionado entre las sabanas, atrapado por un enjambre de tubos, iluminado por el pulso de esa luz que parpadea lento... un silbido rompe la monotonía de lo que ya nunca volverá a cambiar.Los ojos apuntando hacia arriba, mirando el vacío... siendo parte de la nada

Todas las dudas, todos los sueños, todas y cada una de las incertidumbres que me gobernaron, todos los miedos que me templaron, todos los caminos que me extraviaron; todo lo que fui, todo lo que alguna vez pude haber sido... todo se estanca y se pervierte con este calor insostenible que me penetra... el pedazo de plomo se va sin despedirse, y se va con un pedazo de mí como ultimo premio, como razón de existir... como una terrible excusa

Puedo ver mi pecho cuando sube y nada más.Una extraña sensación de paz me adormece.Ya no quiero pelear, un cansancio antiguo me invade; algo que no distingo me llama... ya no estoy en mi cuerpo... todo se define, por fin, despues de tanto sufrir, el tiempo se detiene... y yo me muevo
La luna se reflejo en el acero del puñal antes de que el filo se hiciera huésped de mi carne, como un visitante lejano, ajeno e inesperado... el calor de la sangre, el frío de la calle, la angustia de no entender y todas las imagines que se arremolinan en mis ojos para que no se me escape el recuerdo... quedo, en la ultima bocanada, el alivio del final y el desprecio de esa ultima gota de aire que se negó a entrar...

Se enciende una luz al final del túnel... mis pies me llevan hacia ella con un gesto mecanico, no entiendo la razon, pero no me puedo detener, mi cuerpo ya no me pertenece... este quiebre es apenas un cambio en la mision, un atajo o una inevitable consecuencia... alguien me invita a pasar a un lugar desconocido... ahora, definitivamente soy habitante del recuerdo.

Pablo Díaz - Colonia, Uruguay.

6 comentarios:

Odi dijo...

Fuego Negro, para mí eres todo un descubrimiento. ¡Vaya relato! Haces gala de una desenvoltura y una osadía, que más de cuatro escritores consagrados querrían para sí.
En tu blog, ¿encontraré relatos de este calibre? Seguro que sí.

Un afectuoso saludo.
Odi

Carla dijo...

Amigo, charrúa, eres la monda. Tu relato es tan imaginario que hasta parece real.
Iré a tu blog a ver si éste te salió de casualidad o eres un rebelde con causa.

Carla

J.Carlos dijo...

Hombre, ni que lo hubieras vivido. Lo cuentas de una forma, que realmente parece un tramo de una autobiografía.
Te prometo que cuando me encuentre con mi admirado amigo uruguayo, el poeta Mario Benedetti,le comentaré este relato y le pediré que te conozca mejor en tu blog.

Juan Carlos, Uno del Montón.

Alvaro dijo...

Fuego Negro, "Imágenes de la muerte" parece la muerte en imágenes. Habla mucho de lo que ignoramos, pero nos pone en las retinas una realidad que a todos nos puede pasar.
Te dejo mis felicitaciones enredadas en mis aplausos.

Dos3cuatro

Yaiza dijo...

Un gran relato. Mucha imaginación y mucha sensibilidad para contar.
"Imágenes de la muerte" no es la muerte de la imagen; es la unión de la vida y la muerte en un suspiro de existencia. ¡¡Genial!!

Yaiza

tito dijo...

Una narración muy gráfica. Tu inventiva vuela hacia ese lugar del que menos sabemos.
La descripción de la muerte es típica de aquellas personas que han visto la luz, esa luz enceguecedora preámbulo del adiós.
Me encantó el cierre: "ahora, definitivamente son habitante del recuerdo".
Enhorabuena, amigo uruguayo.

Tito Grandi

(Agradezco tus palabras sobre mi texto "El perro que venció al olvido", aunque, yo, no soy merecedor de nada: el perro Fernando es el destinatario de todo halago)

VIVIR ES EL ARTE DE ATRAVESAR ESPERANZAS. -R.M.J.