miércoles, 7 de marzo de 2007

Peligro en la Plaza Mayor...


Caminaba todo pánfilo por la plaza mayor en pleno verano, sin lentes de sol. Casi cegado levanto la mirada al palacio de gobierno y me quedé atónito – casi sin reacción –, una bandada pequeña de palomas se venía hacia mi a toda velocidad como carrera de palomas mensajeras o en carrera por salvarse la vida de un cazador furtivo.

Atiné a tirarme al piso para evitar semejante ¡ATROPELLO!, y uf!!! me salvo con las gustas; una me rozo en la cabeza y otra me dejo un recuerdo en la mochila que tuve que limpiar y quitarle el mal olor con colonia
NO ME CONFUNDAN CON UN RECIEN BAJADO DE LA SIERRA PARA NADA.

Todo tiene una explicación:

1. En la plaza mayor no hay árboles donde las dichosas palomas puedan estar a una altura que no atenten contra el público de por lo menos 1.60 cm. como mínimo.
2. Por no haber árboles o lugares sin altura considerable, las palomas para ir de un lugar a otro no realizan altos vuelos así que lo hacen de manera muy baja generando un peligro para el público.
3. Las palomas vuelan bajo o están casi en el piso ya que la gente les da comida y se alimentan del agua de la pileta.

Una paloma te puede chocar en la cabeza de perfil con daño en el oído y si va a excesiva velocidad hacerte un agujero y en el peor de los casos con el pico de manera directa un gran daño en el globo ocular o en la boca. Tampoco es para salir con un casco o chaleco mismo comando antibomba pero vale la precaución.

O sino que pongan un semáforo para las dichosas aves.


Patchenkou - Lima, Perú.
N/C

3 comentarios:

Alvaro dijo...

Me gustó. Ingenioso, real y divertido
Gracias por arrancarme una sonrisa.

Dos3cuatro

Carla dijo...

Cada vez que paso por una plaza, la mancha de mi ropa te da la razón.

Un beso.

Carla

Odi dijo...

Algunos dicen que las palomas son las gaviotas de la ciudad, a fin de darles un matiz poético a su existencia. Pero son palabras.
La realidad es otra; son aves dañinas que corroen más que la lluvia ácida.
A veces pienso que las palomas estan compinchadas con los tintoreros.

Odi

VIVIR ES EL ARTE DE ATRAVESAR ESPERANZAS. -R.M.J.